miércoles, 30 de marzo de 2016

                                       ¿Qué es el diagnóstico?
 El diagnóstico es un estudio previo a toda planificación o tratamiento y que consiste en la recopilación de información, su ordenamiento, su interpretación y la obtención de conclusiones e hipótesis. Consiste en analizar un sistema y comprender su funcionamiento, de tal manera de poder proponer cambios en el mismo y cuyos resultados sean previsibles.
 Nos permite conocer mejor la realidad, la existencia de debilidades y fortalezas, entender las relaciones entre los distintos actores sociales que se desenvuelven en un determinado medio y prever posibles reacciones frente a acciones de intervención o bien cambios suscitados en algún aspecto de la estructura de la dificultad bajo estudio.
 Nos permite definir problemas y potencialidades. Profundizar en los mismos y establecer ordenes de importancia o prioridades, como así también que problemas son causa de otros y cuales consecuencia.
 Nos permite diseñar estrategias, identificar alternativas y decidir acerca de acciones a realizar.

                                   La importancia del diagnóstico:
 El diagnóstico es la base sobre la que tomamos todas las decisiones del tratamiento. En él se encuentran todas las hipótesis de las que partimos al planear nuestro trabajo futuro y las posibles reacciones. Por ello, si nos equivocamos en el diagnóstico, con seguridad fracasaremos en la implementación del tratamiento. El diagnóstico es una tarea absolutamente subjetiva por lo que se hace muy difícil determinar a priori si el mismo es correcto. Normalmente son los fracasos los que nos muestran los errores de análisis previos. Por eso se van evaluando los resultados cada determinado período para ver estos posibles errores y poder corregirlos para continuar eficazmente con el tratamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario